Conoce el entorno

Otras Localizaciones

La iglesia románica de San Tirso en la cercana localidad de Villahibiera. La iglesia, situada en un alto, es obra del siglo XII, compuesta por una cabecera recta al exterior decorada con canecillos, y una torre rematada con ladrillo, también de traza románica. Desde Villahibiera hasta Mansilla de las Mulas por la N-625, se dejan en el tránsito los pueblos de Quintana de Rueda (la llamada antiguamente Quintana de Santa Eulalia), La Aldea del Puente (iglesia de Ntra Sra. de la Asunción, cuyos cimientos son del siglo XII), Villamondrín (iglesia de San Pedro, del siglo XVII), Valdepolo (iglesia de Santa María, originaria del siglo XIII), Villaverde de la Chiquita, Quintana del Monte, Sahelices del Payuelo (Iglesia de Santa María, con la capilla de Ntra. Sra. del Patrocinio donde se conserva un gran relicario) y Villómar, última localidad antes de entrar en la que fuera una de las villas más importantes de la Edad Media y aun en tiempos posteriores: hablamos de Mansilla de las Mulas.

En sus proximidades y en la margen derecha del río Esla, por la carretera LE-5625, se suceden los pueblos de Vega de los Árboles (iglesia del siglo XV con un artesonado ochavado del siglo XVI), Valle de Mansilla (cuevas del Moro e iglesia de San Román, iniciada su construcción en el siglo X), Villacontilde (cuevas del Jano), Villiguer (iglesia de San Pedro Advíncula, de los siglos XIV-XV) y Villafalé. Una alternativa en la que también se encuentra San Miguel de Escalada.

Siguiendo hacia Gradefes en Rueda del Almirante: Villa medieval fortificada y puente Romano, fue una villa importantísima, cabeza de una jurisdicción que llevaba el mismo nombre y comprendía 36 lugares. Villarratel con su artesonado del siglo (XVI) dentro del templo parroquial, armadura cuyos tirantes se encuentran inextricablemente sujetos entre sí, y embellecida con todo un cosmos decorativo a base de cruces del más diverso tipo, flores, hexapétalas y también animales como aves, caballos y cánidos. Puente Villarente, con el hospital de peregrinos, Puente Romano. Mansilla Mayor, con su iglesia de San Miguel que cuenta con tallas de Juan de Juni, unas tablas de origen gótico y un artesonado mozárabe. En la zona se pueden ver aún algunos palomares de magnífica factura como el de Nogales de planta octogonal, una joya de la arquitectura tradicional leonesa.