Monasterio

Monasterio de San Pedro de Eslonza

El Monasterio de San Pedro de Eslonza, considerado Bien de Interés Cultural, es un antiguo cenobio benedictino fundado en el año 912 por el rey García I de León. En 1931 se declaró Monumento Histórico-Artístico Nacional a pesar de su ruina.

A mediados del siglo XX, el Obispado de León adquiere los restos, que son desmontados para formar parte de la Iglesia de San Juan y San Pedro de Renueva, en construcción, en la capital.

El retablo mayor, el reloj, las campanas, el púlpito y el coro se encuentran en el pueblo de Villamañán, donde pueden ser contemplados.

Una ruta por las huellas de la historia

Ecos benedictinos de origen prerrománico